Hablar es darle eco a las ideas.

Es la revolución de los gemidos.

Suspiros que un buen día se desvelan

y rompen la barrera del sonido.

Hablar es un recurso extraordinario

siempre que no empeoremos el silencio

pateando la verdad y el diccionario

y, es que, a palabras sordas oídos necios.

Lo tedioso es hablar sin decir nada.

Ese hablar por ladrar bastante atroz

de los que mientras “rajan” cuecen babas

escuchando el sonido de su voz.

Es cansino el discurso inamovible

atrapado en un círculo vicioso,

en boca de un maniático jartible

o un salvador del mundo pretencioso.

Es harto insoportable el parlamento

de quien busca tener la razón pura.

Pesado, inasequible al desaliento

instalado entre el odio y la locura.

Dios nos libre de los incontinentes,

de los que no se quedan sin palabras

y, en especial, de los impertinentes

que mueven más los labios que las cabras.

De elementos así nadie nos salva,

Nos rodean. Están en cualquier parte.

Cualquiera tiene “bocas” a mansalva

soltando pestes por amor a helarte.

3 comentarios en ““BOCAS” #VersosConLengua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s