Y LO SABES

Y LO SABES

Cuando en un guiño callan las miradas.
Cuando a la soledad le da la risa.
Cuando los sueños secan las almohadas.
Cuando el tiempo se para muy deprisa.

Cuando el grillo se sabe tus canciones.
Cuando el pan no hace migas con las penas.
Cuando los trenes pasan de estaciones.
Cuando tu sangre corre por sus venas.

Cuando las nubes lloran de alegría.
Cuando el olvido aclara la memoria.
Cuando la noche no recuerda al día.
Cuando la cama es paz y después gloria.

Cuando nada parece nada raro.
Cuando el mundo se cose las heridas.
Cuando el dolor está cobrando el paro.
Cuando el eco se sabe las mentiras.

Cuando no buscas nada y te lo encuentras.
Cuando el as de la manga no es de espadas.
Cuando el portazo es por abrir la puerta.
Cuando no sube el miedo en tu parada.

Cuando perder es encontrar la llave.
Cuando el amor no busca la salida.
Cuando todo es así, y tú lo sabes,
es que estás disfrutando de la vida.

Anuncios

CALORES Y COLORES

CALORES Y COLORES

Este calor de ida y vuelta
no es una gripe corriente.
Por más que cierras la puerta
queda bochorno pendiente.
 
Este pan que no alimenta
es más duro que un relente
y, cuando morderlo intentas,
es como un canto en los dientes.
 
Este ajustarse los gastos,
los machos y los ovarios,
nos va a hacer colgar los trastos
del clavo del calendario.
 
Este condenar a tientas,
por saldar cuentas corrientes,
deja las camas abiertas
y no ventila el presente.
 
Este pollo a la tormenta
que se cuece bajo el puente,
huele pero no alimenta
por más que muerda la gente.
 
Esta calavera incierta
que trae marchita la frente
viene con luces de alerta
verdes de menta y demente.
 
Este calor de ida y vuelta,
este otoño sin color,
puede que salga de cuentas
y haya un parto con dolor.