PENSAMIENTOS ÚNICOS

PENSAMIENTOS ÚNICOS

«Es insoportable este umbral de ruido interesado y superfluo que nos revienta los tímpanos, los ojos y los entresijos. Que las discrepancias estén a la orden del día no tiene nada de malo, lo malo es que hagamos de cualquier baldosa un campo de batalla, de cada palabra una falta de ortografía, de cada frontera una trinchera, de cada ambición un rancho y de cada frase una coartada para “traer manzanas” aprovechando el viaje a la casquería».

A veces se me acusa de no ser demasiado claro cuando escribo o doy mi opinión sobre las cosas. Quizá juego demasiado con las palabras o dejo muchos mensajes que leer entre líneas. En este libro, al que quiera entender, le van a faltar pocas palabras.

Este libro se llama Pensamientos Únicos porque son muy míos. Que lo mismo ni son pensamientos ni son tan únicos. Una selección corregida de comentarios personales que han servido para echarle el cierre cada mañana de lunes a jueves al de programa de Onda Cero Más de Uno, para darle un repaso al mundo, a la actualidad, a cómo somos y a cómo nos va la vida. 

Unas risas en muchos casos, ternura en otros y crítica en casi todos.

Se podrá estar o no de acuerdo conmigo, pero estoy seguro de que a nadie dejará indiferente la lectura de este catálogo de propósitos y despropósitos cotidianos.

Si los escucharon en directo les servirá de recordatorio y para poder leer entre líneas lo que quizá se perdió en el aire. Si no escuchó nunca mi intervención en el programa, les aseguro que su lectura les resultará, al menos, amena. Espero que les guste y que si les disgusta no se lo tomen a mal.

Los que escriben a diario saben lo cuesta arriba que se puede llegar a hacer llenar un folio en blanco. La exigencia de llegar a tiempo o llegar, de no decir muchas barbaridades, de ser cercano y al mismo tiempo saber mantener las distancias. Ser respetuoso pero a la vez contundente o, simplemente, intentar provocar sonrisas donde no las hay. Opinar es abrirse de par en par, te hace vulnerable porque te vuelve transparente. Saber que digas lo que digas no vas a poder contentar a todo el mundo, que te vas a crear enemigos hasta en el cielo o que siempre habrá quien te malinterprete. Pero merece la pena jugársela cuando uno comenta la vida intentando ser ecuánime y equilibrado, sin evitar el cuerpo a cuerpo, pero tampoco ir por ahí arrancando cabezas de cuajo.

PENSAMIENTOS ÚNICOS es más que un libro y solo se puede comprar en AMAZON. Gracias por querer hacerlo vuestro, por quererme conocer.

«Tendemos a quedarnos antes con los que nos dan la razón, aunque no la tengamos, que con los que nos dicen las cosas como son, por el mero hecho de que su opinión va en contra de nuestros intereses o nuestro pensamiento único. Preferimos que nos den la razón como a los tontos a que nos contradigan enfrentándonos a la realidad y, con ello, se confirme que los que nos daban la razón lo hacían como lo que en realidad somos.

Nos cuesta aceptar que estamos equivocados, con lo fácil que es reconocer las cosas y el tiempo que te ahorras en discutir sandeces, obviedades varias o cuestiones que no tienen solución.

Nos desestabiliza e indigna una mala crítica aunque, paralelamente, mil comentarios sean a nuestro favor. La inseguridad es un mal de nuestro siglo, aunque es más antigua que beber leche recién ordeñada.

Criticando somos de lo bueno lo mejor y de lo mejor lo superior. Como objetos o sujetos de crítica somos de lo malo lo peor y, de lo peor, una mierda pinchada en un palo del tamaño de un castoreño.

Quedémonos con los buenos, que malos los hay hasta en la sopa, de sobra , de sobre y de sobro, así que me voy».

Gracias a Carlos Alsina por fiarse de mi cabeza.

EL BESO MEDIO LLENO (Transparencias. Incluye audio)

EL BESO MEDIO LLENO (Transparencias. Incluye audio)

Han pasado dos años y demasiadas cosas malas en general, desde que publiqué mi último libro con EspasaPoesía: «Hasta donde nos lleven los abrazos». La pandemia y el confinamiento hicieron imposible defenderlo como se merecía, así como darle la difusión que lleva asociada y se merece cualquier nueva «empresa personal» que se precie. Aún así, ahí sigue a disposición de cualquiera que lo quiera descubrir.

https://www.amazon.es/Libros-Javier-Ruiz-Taboada/s?rh=n%3A599364031%2Cp_27%3AJavier+Ruiz+Taboada

Parafraseando, en mi opinión, la poesía siempre fue un arma cargada de pasado, aunque de vez en cuando resurge de sus cenizas y, por momentos, vuelve a estar en boca, en manos, en ojos y en oídos de casi todos. La poesía es un género que va y viene y que no deja indiferente a nadie: o la odias o la amas; o la necesitas o te sobra. A mí me gusta leerla y escribirla, forma parte de mi razón de ser más que de mi forma de estar. No me considero un poeta al uso, no vivo como tal, aunque sea un romántico empedernido y en alguna ocasión haya podido parecer un bohemio solitario de barra y taburete. Más que ser poeta me gusta decir que solo escribo poesía. Además, la poesía es algo más que metáforas, frases bonitas o vueltas de tuerca. La poesía también es un medio de denuncia, de reivindicación, de interacción.

Dos años después de mi última obra impresa vuelvo a la «carretera» con un nuevo libro debajo del brazo, pegado a la piel. Un libro en el que me desmiento a mí mismo (alguna vez dije que el cerebro no tenía corazón) intentando integrar el uno en el otro o el otro en el uno.

Mi nuevo poemario se llama «El beso medio lleno» y al final me he visto abocado a auto publicarlo por razones que tienen más que ver con el tiempo de demora que le esperaba, por la acumulación de títulos en las editoriales a las que he consultado, que por otros motivos. Cada cosa tiene su momento y, si podemos permitirnos ciertas licencias poéticas, de nosotros depende aprovecharlas. Sé que al hacerlo como Juan Palomo pierdo muchas ayudas y toda la maquinaria que te brinda una editorial al uso. Pierdo las librerías, algo que me duele en el alma, pierdo las firmas, las Ferias y demás promociones intrínsecas a la publicación de un libro aireado por los cauces normales, pero quería publicarlo y, si no era ahora hubiera sido un libro diferente.

Desde que empecé a escribirlo en el ordenador hasta que lo he tenido en mis manos «El beso medio lleno» ha ido cambiando, evolucionando, actualizándose, si se me permite la inmodestia: mejorando lo pendiente.

El beso medio lleno intenta encontrarle el lado positivo a la vida, a las relaciones, a lo que no lo tiene. También es un grito contra la moral decimonónica que nos impone una serie de normas o de prejuicios que están muy lejos de los que hoy es la realidad y la sociedad en la que vivimos. Es una defensa desgarrada de la libertad de elección, de expresión, de amor. Que cada uno ame a quien quiera y con quien quiera, que nadie se sienta con derecho a juzgar a los demás por actos que no van con ellos. Que cada cual viva la vida como quiera y con quien quiera, que haga lo que desee con su vida, lo que le haga más feliz (dentro de la ley, se entiende ;-)) Es un canto de amor sin barreras, sin fronteras, sin complejos, sin miedo. Es un viaje de ida y vuelta del corazón a la cabeza y de la cabeza a los pies. Un beso que en ocasiones suena como un canto de vida, en otras como un llanto de amor. Una mezcla de felicidad y de nostalgia. Un beso de pasión y de deseo con vocación de abrazo. Un poemario en el que caben todas las emociones, todos los miedos, todas las certezas. Besos y versos que sacian la sed de poesía gota a gota. Un beso medio lleno que colma el vaso.

Ángel Antonio Herrera aceptó escribirme el prólogo «El acróbata de la sílaba» y ese es un regalo que no puedo ni debo dejar de agradecer. Confió en mí y en el libro desde el primer momento, desde el título hasta su diseño y edición, trabajo y sensibilidad que también le debo a Miriam Peinado. Estaba convencido de que incluso sin mis poemas en su interior, solo por ellos el libro ya sería un éxito antes de ponerse a la venta. En eso estamos.

El Beso medio lleno se vende en exclusiva en Amazon. Suele llegar en tres o cuatro días a casa de quien lo quiere y adquiere:

https://www.amazon.es/dp/B09YNC7JZ7

Como sé que la poesía a veces entra más por los oídos que por los ojos y como por ahora se resiste el audiolibro, dejo unos poemas recitados por mí, para que os hagáis una idea de lo que propongo y compongo en El beso medio lleno.

Voz: Javier Ruiz Taboada

Gracias a todos los que ya lo habéis comprado y a los que lo vais a a hacer.

Es muy importante para mí que este libro llegue donde no pudo llegar el anterior. Besos y versos.

MIRADAS DE NIÑO GRANDE

MIRADAS DE NIÑO GRANDE

Hoy se celebra el Día internacional del libro infantil y juvenil, fecha que le debemos al escritor danés Hans Christian Andersen https://es.wikipedia.org/wiki/Hans_Christian_Andersen

He tenido la inmensa suerte de poder formar y sentirme parte de este día, gracias a que hace ya unos doce libros y unos cuantos años, la editorial SM https://es.literaturasm.com/#gref puso su confianza en mí para poder dirigirme con mis versos, a uno de los colectivos de lectores más exigentes y agradecidos que existen y sueñan con un libro entre sus manos: los niños y las niñas.

Los amigos y profesionales de SM me abrieron las puertas de un mundo que nunca se ha cerrado, a este y a cualquier otro público amante de la literatura infantil, disciplina que exige a cualquier autor convertir su cerebro en un ascensor y un tiovivo de emociones, en un artilugio de precisión y empatía.

Sería injusto olvidarme de María del Castillo o de Teresa Tellechea, quienes han sido y son mis editoras y las que me encargaron en confianza y con todo el cariño y respeto del mundo, los álbumes ilustrados de los que os hablaré a continuación. Álbumes que no serían lo mismo, ni serían, sin la creatividad y el fascinante trabajo de sus ilustradores y, por supuesto, a mi amigo, maestro y mentor Carlos Reviejo https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Reviejo con quien he tenido la suerte de compartir muy buenos momentos y la autoría de varios libros de la colección VERSOS DE…

Quisiera hacer un breve recorrido por esos libros y contaros algunas curiosidades. Seré breve para no aburriros demasiado.

Todo empezó con un pequeño relato para Cuentos de Ahora (ahora ya descatalogado) llamado «el Niño y la Caracola» (ilustrado por http://www.pazrodero.com ), en el que explico por qué el mar, cuando se vuelve ola, parece romper en el interior de las caracolas que encontramos en la playa, cuando nos las acercamos al oído.

El siguiente libro que me encargaron era de pictogramas y lo bauticé como «El Caballito de Mar Surfero» (ilustrado por AVI: https://es.literaturasm.com/autor/avi#gref )

Para mí era nuevo tener que buscar palabras que fácilmente pudieran generar o relacionarse con una imagen sin demasiadas complicaciones ya que, en los libros de este estilo, algunas palabras se sustituyen por dibujos con el objetivo de que los niños se fijen más al leer y aprendan a asociar conceptos y a memorizar. Al final de estos volúmenes se suele incluir un diccionario a tal efecto en el que se puede consultar cada palabra vs ilustración, en caso de duda.

A partir de aquí empecé a escribir la colección de álbumes ilustrados VERSOS DE… entre los que destaca, en lo que a mí respecta, el título Versos de la Tierra (Ilustrado por Miren Asiain ,https://miaslo.com que fue declarado libro de lectura obligatoria en educación infantil por el Ministerio de Cultura de Colombia, que cuenta con una edición para EEUU auspiciada por National Geographic Learning y porque además se va a publicar traducido al coreano, en Corea del Sur, en los próximos meses.

Con Versos de Deportes (ilustrado por Mikel Valverde https://www.mikelvalverde.com ) promovimos una acción en la que contactamos y enviamos un diploma acreditativo a todos los deportistas que habían sido citados en el álbum, incluyendo a: Rafa Nadal, Carolina Marín, S.M. el rey Felipe VI, Iker casillas… con una ilusionante reacción muy de agradecer por parte de algunos de ellos. Es un libro que habla de algunos nuestros mejores deportistas y de la disciplina que practica cada uno.

Siendo un gran admirador de los demás profesionales de la ilustración, en Versos del Tiempo tuve la suerte de contar con uno de los mejores ilustradores de nuestro país, al que había seguido en toda su carrera y al que tengo un cariño personal muy especial, algo que quedó refrendado cuando tuve la ocasión de firmar ejemplares junto a él en una de las ediciones de la Feria del Libro de Madrid. Me refiero a Emilio Urberuaga https://es.wikipedia.org/wiki/Emilio_González_Urberuaga

Como anécdota contaré que, en una de las ilustraciones de Versos del Tiempo, sin que Emilio me conociera en persona, me confesó cuando lo comentamos que quiso incluir mi figura en uno de sus dibujos. Por mi parte y sin conocer ese detalle, al verlo por primera vez, estaba convencido de que en realidad se trataba de su autorretratado.

Los libros que hemos escrito a medias Carlos Reviejo y yo son: Versos de Niños del Mundo (ilustrado por Javier Andrada, otro grande, http://javierandrada.net/ ), Versos del Mar (ilustradora Paz Rodero) y Versos del Colegio (Ilustraciones de https://www.natascharosenberg.com ).

Recuerdo como encuentros muy especiales las veces que he estado en El Tiemblo (Ávila) comiendo con Carlos y familia en su casa, recorriendo El castañar o tomando algo junto al pantano del Burguillo; repartiéndonos el trabajo e intercambiando ideas. Siempre es un privilegio aprender de los mejores.

Hace poco he empezado también a adaptar al castellano libros en Ingles de otros autores. la dificultad radica en que son cuentos rimados, con lo que, sin perder la esencia ni demasiado vocabulario, tengo que reinventar los versos. Es el caso de:

En breve saldrá otro título del que aún no puedo contar nada, Al igual que ocurre con otros dos proyectos en los que estoy trabajando. Tiempo al tiempo.

Uno de los poemas de Versos del Tiempo también fue elegido para incluirse en un conocido calendario alemán de mucho prestigio y que fue publicado en ambos idiomas.

Este año se publicará de nuevo otro de mis versos

en un calendario parecido.

Escribir para niños y niñas es un placer y una responsabilidad que acepté desde un principio, y aquí sigo, intentando mejorar, divulgar y provocar sonrisas con mirada de niño grande.

EN VENTA (mis cuadros, no yo, aunque todo se andará).

EN VENTA (mis cuadros, no yo, aunque todo se andará).

Ante la dificultad de exponer (y porque la vida es muy dura y hay que empezar a espabilarse); con ganas de que mis cuadros adornen vuestras paredes y no el baúl de mis recuerdos, pongo a la venta varias pinturas de mi autoría, pintadas en su mayoría con la técnica de acrílico sobre lienzo. Además, están hartos de verme la cara y, sobretodo, me ocupan ya un espacio que me dificulta seguir pintando más.

Os detallo precios y medidas y os facilito un correo de contacto por si alguien está interesado, por si se diera el caso de que, después de pagar la luz y llenar el depósito del coche, os podéis permitir el lujo de iluminarlos con vuestra presencia.

Está rebajados en relación a lo que aparece en Instagram: @taboadart

Gracias de antemano.

Preguntas y encargos en el e-mail: artabanruiz@gmail.com

Como muestra… un montón.

Pueblo de pescadores. Acrílico sobre lienzo. Sin marco. 70×70 cm. 200E.

ESTUDIO. Acrílico sobre lienzo. 110×80 cm. 350E.

EL CAMINO. Acrílico sobre lienzo. 104×78 cm. 230E.

SIESTA. Acrílico sobre lienzo. 100×65 cm.150E.

SUEÑO EN COLOR. Acrílico sobre tabla. 100×100. 250E.

AMANECE. Acrílico sobre lienzo. 120×40 cm. 180E.

MAR DE TRIGO. Acrílico sobre lienzo. 120×40 cm. 180E.

DOS CABALLOS. Acrílico sobre lienzo. 120×40 cm. 180E.

HIELO. Acrílico sobre lienzo. 120×40 cm. 180E.

MAR ROJO. Acrílico sobre tabla. Enmarcado. 78x66cm. 400E

Hay más, pero esos otro día.

DEDICATORIA

DEDICATORIA

A los amantes de paso.

Al parado sin opciones.

A los que nos hacen caso.

Al guionista de instrucciones.

Al músico callejero.

Al que quita escaparates.

Al gremio de los carteros.

Al rey en su jaque mate.

Al que reparte el butano.

A fulanito de tal,

sin olvidar a mengano.

Al que sigue haciendo pan.

Al probador de señoras.

A la vecina viciosa.

A los que pintan la mona.

A la sufrida mimosa.

Al solidario ambulante.

Al que perdió un imperdible.

Al funcionario currante.

Al maestro incorregible.

Al sujeto del embargo.

Al enterrador en guerra.

Al encargado sin cargo.

A los que cuidan la tierra.

Al dedo de las caricias.

A la más fea del baile.

Al que escucha las noticias

que no interesan a nadie.

Al taxista que te lleva

sin usar navegador.

Al que barre las aceras.

Al que pide por favor.

Al que cuida las mascotas.

Al que lo piensa dos veces.

A quienes les llueven gotas

que ahogan hasta a los peces.

A la cajera que embolsa.

A los que viven sin prisa.

A los que nunca les sobra

en la cara una sonrisa.

A la masa que se hornea

para montar un buen bollo.

Al guapo que no te afea

a los que encuentran un chollo.

Al hueco de la escalera.

Al hueco del ascensor.

Al hueco entre las caderas.

Al hueco que da calor.

A la Palma en el infierno.

Al héroe que ni se inmuta

y a las madres que, sin serlo,

parieron hijos de puta.

HASTA DONDE NOS LLEVEN LOS ABRAZOS (3 vídeos)

HASTA DONDE NOS LLEVEN LOS ABRAZOS (3 vídeos)

(RecitandoAndo en blanco y negro)

Está a punto de celebrarse la Feria del Libro en la que no pude defender mi último libro de poemas “Hasta Donde Nos Lleven Los Abrazos” con la editorial EspasaEsPoesía.

Un tiempo en el que ha sido imposible prácticamente presentarlo, darle difusión, ponerlo en valor. Incluso ahora resulta complicado. Por eso, para mí, esta entrada de blog es un recordatorio, un “Nomeolvides” un nuevo comienzo.

Hasta donde nos lleven los abrazos sigue siendo un libro que “acaba” de salir y de ponerse a la venta. Por eso quería dejaros unos poemas recitados del mismo. Me gustaría que lo hicieseis vuestro, puesto que vuestros es.

VOLVEREMOS

VOLVEREMOS

Volveremos a las pequeñas cosas:

Al calor del abrazo desatado.

Al rojo laberinto de las rosas

con suavidad de raspa de pecado.

Volveremos al beso que no dimos.

Al sabor del olor a hierbabuena.

A aquella noche en la que nos perdimos

y el día amaneció con luna llena.

Al lugar donde aprenden las mareas

que el mar no se desangra en cada ola.

Al azul que, en la llama de las velas,

se crece con el paso de las horas.

Volveremos de nuevo a las entrañas

del duro corazón que nos enseña

que, en el fuego que cuece las patrañas,

cualquier salto mortal puede ser leña.

Volveremos al guiño de reojo

de un baile inesperado y clandestino.

Al rosa, anaranjado, casi rojo,

del cielo de un deseo concedido.

A la gota de lluvia que se escurre

recorriendo caminos de cristal.

Al punto donde al cielo se le ocurre

jugar a confundirnos con el mar.

Volveremos a desandar la acera

por la que se consuelan las miradas.

Volveremos a izar la calavera,

las tibias, el valor y las andadas.

Volveremos al rastro del camino.

A la ropa interior de las afueras.

Al lugar donde escriben el destino.

Al puerto donde atracan las esperas.

A empañar con aliento los cristales

del asiento de atrás del infinito.

Volveremos a hacer habituales

los silencios que suenan como un grito.

Volveremos a ser lo que no fuimos,

a la espalda del cuerpo que te añora.

Volveremos a hacer lo que no hicimos

para que siempre aquí y ahora.

                                                     Javier Ruiz Taboada

HASTA DONDE NOS LLEVEN LOS ABRAZOS

Escribir un libro es un proceso que, como en el flamenco, te obliga a tocar y dominar varios palos, un ejercicio de funambulismo que te exige a mantener un cierto equilibrio desde que pones la primera piedra hasta que consigues que no se te caigan encima los palos del sombrajo.

Yo escribo a impulsos, a borbotones, cuando las musas están por la labor y me echan una mano que no sea al cuello.

No soy constante al escribir, ni me pongo horario, al menos cuando se trata de poesía. O me viene la inspiración pronto o me acuesto. No soy capaz de escribir versos ( que no ripios) por obligación. Necesito tener el corazón encogido o dando vueltas de campana.

Es verdad que a veces no queda más remedio que apretar los puños de las neuronas para llegar a tiempo, pero tampoco es menos cierto que en ese trance me suelo crecer con el castigo. Ahora bien, si se puede elegir, prefiero tomarme el amor y el desamor sin prisas. Y sí, se escribe mejor desde la tristeza que desde la exuberancia emocional, aunque la felicidad también es una buena excusa para poner las otras emociones negro sobre blanco. So es conveniente evitar que la euforia o el desconsuelo te arrastre a gorrazos hasta la cara ñoña de la luna.

Me gusta elegir un título, con carácter provisional aunque, en la mayoría de las ocasiones, lo escribo con la certeza de que será el primero y el último que le ponga al libro. Prefiero escribir un poema basado en él, que adoptar una frase o un verso y elevarla a los altares de la portada.

“Hasta donde nos lleven los abrazos” es un título que me gustó desde el primer momento, aunque solo hubiera sido para encabezar las instrucciones de un Satisfyer. Es un título que recuerda al futuro, que procura calor, consuelo, reposo, un hombro en el que llorar, no tener que ponerle a nada fecha de caducidad (solo la de envasado y nunca al vacío). Habla de emociones y dice más de lo que parece. Tiene tres partes: Cara, Cruz y Canto. Una moneda al aire donde el lector podrá elegir con la que quedarse.

Editado por ESPASAesPOESÍA. Se pone a la venta hoy y, para mí, como cada cosa que hago con amor y ganas de compartir, es un sueño.

Hazlo realidad. Gracias.