MÁS QUE PALABRAS (Breve diccionario abrevado)

MÁS QUE PALABRAS (Breve diccionario abrevado)

Alguna vez se ha dicho que habría que redefinir ciertos términos y palabras, para que su significado se acercase más al uso y desuso que le damos en la actualidad.

Sin ánimo de molestar y por simple divertimento, me he tomado la libertad de darle unas cuantas patadas al diccionario, con la sana intención de destrozarlo con cierto desconcierto. Hagamos el humor mientras llega la censura 2.0.


Humor: Sentido que se tiene cuando el chiste sirve para reirse de tus enemigos y que desaparece cuando te acorrala.

Demagogia: Rama de la sinrazón que practican los que todavía no se han bajado del árbol. Linea argumental de los que, ni piensan bajarse del burro, ni piensan en general.

Facha: Insulto que se aplica a una persona que no piensa como tú (piense lo que piense).

Rojo: Facha viejo.

Radical: Auto excusa que algunos utilizan para liarse a tortas y a zascas en cualquier concentración, manifestación o red social. Si el radical es libre, suele ser por los pelos.

Periodista: Profesional, o no, de la información, que cae mal cuando no cuenta las cosas y, ni cae, cuando las cuenta.

Política: Dedicación, sin explicación aparente, que consiste en que parezca que los otros hacen mal incluso lo que hacen bien y que, lo que “los tuyos” hacen igual de mal, sea que lo que hay que hacer.

Opinión: Provocación por vocación (y por rotación).

Diálogo: Álogo.

Referéndum: Consulta popular que no se hace ni para consultar si se puede hacer una consulta. 

Nación: Estado emocional, en concurso de acreedores, que permite usar el comodín de la manada.

Patria: Espacio mental, a modo de jardín, en el que si te metes ya no sabes salir.

Autonomía: Distancia que recorre una región hasta que se le vacía el depósito. 

Parlamento: Que no parlamenta. Almacén de impresiones y de impresoras.

Monarquía: Forma de gobierno por la que una persona hereda el cargo de rey o reina. Heredar el cargo no es exclusivo de las monarquías, también ocurre en países como Cuba, Corea del norte o Venezuela, pero con menos niños en lista de espera para ocupar el trono.

República: Forma de gobierno por la que, en España se cambiaría a Felipe de Borbón, como rey,  por Maria Dolores de Cospedal, como presidenta de la misma (por poner un ejemplo en diferido).

Tertuliano: Especialista en ti y en to.

Feminismo: Movimiento que se demuestra igualando.

Zasca: Cansino corte de mangas con peineta y con razón. Es curioso que la única palabra que empieza por zasca sea “zascandil”.

Twitter: Pues anda que tú. Y ya tal.

Independentista: Odontólogo empeñado en sacarle las muelas a todo el mundo, tengan o no.

Oportunista: Se dice del que aprovecha cuando le conviene, para criticar que los demás no hagan lo que él tampoco haría. 

Democracia: Sistema político (mejorable e imprescindible) que permite que una amplia minoría parezca más que la mayoría silenciosa. 

España: País de Siempre Nadal ¡vamos Rafa! (Todo lo demás es un follón).

Rufián: Humorista desganado.

Corrupción: Eso de lo que usted me habla.

Mentira: Posverdad.

Posverdad: Pos eso.

Banderas: Antonio.

Insulto: Nueva forma de manifestar respeto.

Libertad: Pasapalabra.

Educación: Forma de convivencia que cada uno entiende como le sale del asunto en cuestión.

Borde: Actitud que cualquiera puede tener contigo, sin venir a cuento, y en lo que tu te conviertes por el mero hecho de responder a su provocación.

Infantil: Salvo los niños, todo lo demás.

Razón: Dícese de lo único que nos asiste a todos. Multipropiedad a tortas. Ego sin Descartes.

Tonto: Muy tonto.

Constitución: Lo que nos permite dar la talla cuando te quieren hacerte un traje a medida. Conjunto de leyes que no han pasado la ITV.

Transición: Periodo de la histeria de España que hubieran sabido resolver con nota los que no la vivieron. Cremallera para cerrar y abrir heridas mal curadas.

Anuncios

VOLVER TAMBIÉN ES IR

VOLVER TAMBIÉN ES IR

Hay que volver a las pequeñas cosas:
A la puesta de sol bien entendida,
al tacto de los pétalos de rosa
de aquel ramo de amores sin espinas.

Es grato regresar a las entrañas
del viejo corazón que nos enseña
que en el fuego que funden la guadañas
importa más el aire, que la leña.

Hay que volver al beso que no dimos,
al olor de los cuerpos que consuelan,
a aquella noche en la que nos perdimos
y el día amaneció con luna llena.

Al lugar donde aprenden las mareas
que el mar no se desangra en cada ola,
al azul que, en la llama de las velas,
se enciende con el paso de las horas.

A la gota de lluvia que se escurre
descubriendo caminos de cristal,
al punto donde al cielo se le ocurre
jugar a confundirse con el mal.

Hay que volver a recorrer la acera
donde se cruzan todas las miradas,
hay que recuperar la primavera
en la que el sol brilló de madrugada.

Hay que volver al rastro del camino,
a la ropa interior de las afueras,
al tiempo en que escribieron tu destino
y hacer de musa de quien lo supiera.

A escondernos detrás de los cristales
del asiento de atrás del infinito.
Hay que volver a deshacer finales,
a volver a decir –te necesito–.

PODRÍA SER PEOR

PODRÍA SER PEOR

No hay mal que cien años dure
ni gallo que lo resista.
No hay bálsamo que no cure
el sueño de ser realista.
 
Pensemos en positivo.
No nos faltan invenciones
para hacer más digestivo 
este guiso de jirones.
 
La vacuna de la rabia,
clavo que echarle a la pava,
adosados hasta en Babia,
champán por la vena cava.
 
Tenemos anticiclones,
más alas que un aeroplano,
la acidez de cien limones,
diez dedos en cada mano.
 
No nos falta cachondeo
ni buen humor al pil-pil,
ni edificios de Moneo,
ni casetas en abril.
 
Tenemos una moneda
que tiene más de dos cruces,
molinos con muchas ruedas,
dudas en traje de luces.
 
Tenemos una fortuna
invertida en tragaderas,
embajadas en la luna,
veranos y primaveras.
 
La botella medio llena,
lo bueno por conocer.
Tenemos la vida en vena
por nuestra forma de ser.
 
Así que no se depriman.
Quédense con la canción,
que la situación da grima
pero no es #Eurovision.

HAY DÍAS Y DÍAS

HAY DÍAS Y DÍAS

Días sin sopa con letras,
de cuentas y cuentacuentos,
de esfínteres y de uretras,
de mentes sin nada dentro.
 
De Quijotes y Julietas,
Romeos y Dulcineas.
De volver de hacer puñetas.
De listos con mala idea.
 
Días de nubes y claros,
cirros, estratos y nimbos,
y un cúmulo de parados
atormentado en el limbo.
 
Días de extraña calaña,
dicción y contradicción,
de mirones con legañas,
de injusticias con perdón.
 
Días de cuotas y quitas,
de heridas con cremallera,
de torpezas infinitas,
de huecos sin escalera.
 
Días de piedras y palos
con dioses como castigo.
Días para que los malos
se pasen al enemigo.
 
Días de fútbol y toros,
pan y circo, al fin y al cabo.
De chocolates y loros.
Hasta el poro todo es rabo.
 
Días que ni boca abajo
logramos girar la llave
de la puerta del carajo.
Esos días de ¡quién sabe!

EL CORRUPTO INTERIOR BRUTO

EL CORRUPTO INTERIOR BRUTO

Pillados con las manos en la masa,
con la que el resto hacemos el pan duro,
suelen ser lo peor de cada casa,
de pasado imperfecto sin futuro.
 
Buscadores de oro en cualquier charco.
Malabaristas de las concesiones.
Tesoreros con título, sin marco,
de una mala carrera de ambiciones.
 
Soldados insaciables de fortuna.
Parásitos que viven de un pastel
que se reparten, sin decencia alguna,
sin dejar una miga en el mantel. 

Estos tipos con alma en estampida,
hoy son de nuevo lo que más escalda
a esta España, paciente y malherida,
cansada de sablazos por la espalda.
 
Muy “listos” pero nada inteligentes,
con más cuentas pendientes que secretas,
Petimetres, chorizos, delincuentes.
¡Váyanse ya a mamar y a hacer puñetas!

APUNTE BREVE PARA LETRA DE RANCHERA.

APUNTE BREVE PARA LETRA DE RANCHERA.

No siempre el desamor tiene que conducir necesariamente a la tristeza ni a cosas peores. Muchas veces, cuando se pierde algo bueno, uno no sabe lo que gana. Convertido en canción, la cosa podría ser más o menos así:

Dijeron que me habías olvidado 

y fue tan grande el salto de alegría 

que tengo el corazón escayolado, 

el músculo plantar despachurrado, 

y el alma como un trago de tequila.
(Seguiremos informando, o no).

*No hay ranchera sin tequila, ni tequila sin botella, ni culo sin mal asiento, ni tetas sin paraíso, ni sabor sin fundamento.