Ahora que el mar es solo un espejismo, que la calle es un charco de humedad, que el calor se alimenta de los cuerpos, que la vida se duerme en el sofá.

Ahora que las canciones te recuerdan, que los besos están en libertad, que el amor no se acuerda de si mismo, que la luna conoce la verdad…

quiero nadar contigo en este abismo y dejarnos llevar por la corriente y sentir que eres lluvia de repente que refresca las ganas de soñar.

Ahora que se relaja la tormenta, que huele a soledad la lejanía, que el aire que nos une sabe a menta, quiero cambiar tus noches por mis días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s