Hay que ponerse manos a la obra
y sacar adelante esta chapuza.
No mantener al tonto mientras cobra,
ni al listo que nos ve como gentuza.
 
Hay que volver a las primeras piedras.
Revisar los forjados y cimientos.
Mover todos los cielos y las tierras
y reformar el viejo firmamento.
 
Hay que encalar bien, muros y fachadas.
Retocar las cubiertas y tejados.
Revisar ascensores de bajada.
Reflotar los portales anegados.
 
Desmantelar las grúas oxidadas.
Vaciar los armarios y trasteros.
Los espejos limpiar por ambos lados.
Elevar la moral que hay por los suelos.
 
Apagar los incendios forestales
antes de que un idiota los encienda.
No hacer ostentación de sucursales
de una jodienda que no tiene enmienda.
 
Asear las riveras de los líos.
Limpiar a fondo las alcantarillas.
Aislar con silicona y con masilla
esta incansable sensación de hastío.
 
Recolocar pilares y dovelas
del puente que, tendido, nos separa.
Reconstruirnos con buenas ideas
no con ideologías y soflamas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s