Luces que encienden los sueños.

Frío que alumbra las caras.

Besos de labios risueños,

fugaz colección de ceños

y una sensación muy rara.

Almas con amor en vena.

Penas que tocan el cielo.

Corazones que se llenan

con los restos de una cena

entre cuñados y duelos.

Niños con risa de almohada.

Padres con manos de abuelo.

Día de jugar con hadas.

Tarde de guardar las balas.

Sabores para el anhelo.

Copos de nieve en las copas.

Copas llenas de poesía.

Alegrías como pocas

y tristezas como rocas

haciéndose compañía.

Decorado para un cuento.

La vida en un convivir.

Flor de piel de un sentimiento

que cuenta en renos por ciento

las ganas de resistir.

Fantasía que nos mueve

a exagerar las bondades.

Estrellas que cuando llueven

sobre desiertos de nieve

desperezan las ciudades.

Pensamientos solidarios.

Día para recordar.

Concierto sin escenario.

Secretos en los armarios.

Veinticinco. Navidad.

Un comentario en “REVERSO DEL 25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s