Voy y vengo acariciando tu ausencia de camino, soñando con llegar. Y eso que sé que no debo esperar nada, tan solo que aparezcas y no siempre está claro. No desespero. Bueno, un poco sí. Es más una ansiedad soportable que arropo y desnudo con canciones y fotos, con recuerdos y huellas imborrables en dedos y piel. Contacto, sin tacto que se note a simple vista. Cuando no estás sé que te tengo. Paseas a mi lado allá por donde miro. Me abrazo a tu sonrisa que un día fue real.

Voy y vengo acortando la distancia que separa tu alma de la mía, mi calma de tu extraña frialdad. Alegre y triste mente. Al menos la que ocupa mi cabeza, que te guarda al minuto como el portátil guarda los cambios en un texto que se empeña en crecer; como un presente que quiere ser futuro. Un futuro contigo allá donde lo inventes, mejor, cuando lo intentes. Allá donde te sienta que vuelves a quererme. Un mañana que esté más acá del deseo, de los besos torcidos, de los abrazos rotos, pero que se quedaron encajados en el hueco en el que no hay lugar para el olvido.

Voy y vuelvo sin tiempo que perder, sin viento que temer: a tus cinco sentidos, a tu boca entreabierta, a tu mirada limpia, a tu sana locura, a tu amor y a tu miedo, a tu olor a deseo, a tu sabor a bruma recién levantada, al espacio que llenas, al vacío que dejas cuando te secuestra tu otra vida, tanta vida que das cuando vuelve a ser tuya.

Voy y vuelvo sin pausa pero con mucha prisa. Dejándome llevar por los instintos, por la complicidad de los distintos. Me aterran los que no comprenden nada y menos este amor que nació esclavo. Quiero escapar conmigo al lugar en el que nada importa. Solo tu y yo de vuelta de todos y de todo.

Y mientras tanto llegue o no llegue la hora de ser libres, voy y vuelvo aunque no estés o no puedas quedarte a verme pasar. Voy y vuelvo del quiero al no puedo sin dejar de querer cambiar el punto de partida y el destino.

Voy y vuelvo y te sigo hasta que, con un guiño de tu mano, me dices hasta luego, y llenas de esperanza el que, algún día, no habrá tanta distancia entre nosotros.

Yo, por si acaso, voy y vuelvo las veces que haga falta.

2 comentarios en “DE VIAJE

  1. Ufff… Me identifico total. Qué universal es el amor y sin embargo nos parece tan único…
    Gracias por estas palabras, siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s