Para llamar a las cosas por su nombre. 
Para decir mentiras a medias. 
Para otorgar callando. 
Para desdecirse.  
Para pedir perdón y parecer sincero. 
Para matar el tiempo.
Para gritarle a Dios que se despierte. 
Un minuto para recuperarme, para recuperarte.
Para dar la razón, para perderla.
Para vivirse de risa.
Para pedir ayuda de prestado.
Para regalar ayuda.
Para quitarle hierro al asunto. 
Para ser desliz.
Para ser feliz. 
Para quedarse mudo y que se entienda todo.
Un minuto para vivir del cuento breve, del relato corto.
Para decir chorradas a cambio de sonrisas, tantas como verdades a cambio de desprecios.
Para no decir nada, cuando no se tiene nada que decir.
Para contar hasta sesenta.
Para ponerse a cien.
Para darte la razón.
Para poner los relojes en hora.
Para parar.
Para partir.
Un minuto para pensar, sin perder un minuto.

En un minuto sobran las palabras cuando faltan razones y sobran razones cuando faltan palabras.

“Necesito un minuto.
Un minuto de tiempo.
Un minuto de luto
¡Por tus muertos!”

Imagen: OTOÑO. Acrílico sobre lienzo. JRTaboada.

3 comentarios en “UN MINUTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s